Medio Ironman 2006

Abril 2, 2013
Publicado en Aprendizaje, Autosuperación, Bienestar, General

Crónica del que fue el primer Medio Ironman que participé y 2da competencia desde que comencé estos interesantes desafíos.

Vasco, no se si lo podría haber hecho sin vos y la popa.
O por lo menos, no se si lo hubiese disfrutado tanto.

Porque aunque parezca raro, realmente la disfruté.
Desde que dejé el departamento con ustedes durmiendo a las 5:45 AM hasta que llegué aproximadamente a las 14:05 hs.
Todo empezó a las 4:45 AM cuando me levanté. R
evisé una vez mas las cosas que tenía que llevar y mentalmente me imaginé en cada momento para ver que me iba a faltar o necesitar.
Desayuné, agarré la bici, y me fui para el parque cerrado.
Fui a que me marcaran el número 86 en el brazo y muslo y pasé a dejar la bici en el parque.
Al costado de la bici, dejé lo que iba a necesitar para la bicicleta y la corrida.

Me encontré con Fer Suarez y lo acompañé a dejar su bici, donde correspondía por su numeración.
Pestañé un par de veces y ya estaba con el traje de neoprene, yendo a la playa. Vi como todos los atletas se iban a precalentar al agua, todos con la gorra y antiparras y me sentí un extraterrestre más.
Como si fuera Cocoon, y estuvieramos volviendo todos al agua.

Avisaron por megáfono, que faltaban 10´para la largada y me saqué un par de fotos.
Nos fuimos con Fer al final de la fila y a esperar…

Largada.
Ya nada importa, sos un humano, cada uno con distintos objetivos.
El mío, llegar debajo de las 7 horas.
Mucho en comparación con el tiempo de Oscar Galindez (el Maradona del triatlón Argentino) que finalmente fue de 4 horas 11 minutos.

Natación:
La primer vuelta de 950 mts.
Fue muy vivida, con olas de frente hasta pasar la primer rompiente.
Mi idea era tardar 1 hora en las 2 vueltas. Hacerla bien y vivirla.
Bueno, la primera la hice en 24´32´´.
Cuando doy vuelta en la boya en tierra, el primo de Fer me dijo que por el costado se evitaban las olas, aproveché y fui por ahí que estaban yendo varios. S
egunda vuelta 24´08´´.

Groso.

Había tardado en total 48´41.
Todo tiempo que pudiera ganar me venía bien para hacer las transiciones mas tranquilas (cuando debuté en Chascomús, dejé la bici, me fui corriendo y se me acalambraró un gemelo feísimo).
Lo último que quería era esto.

T1: 6´05´´
Me tomé mi tiempo.
Me puse protector, remera, casco, zapatos para la bici, vaselina y me fui.
Me esperaban 90k de bici.

Bici: Arranqué. Volví a ponerme en la cabeza que esta experiencia quería vivirla y acá vivir, es sufrir. Primer dolor. Zona lumbar derecha. Con las vueltas me fue bajando hasta la pierna hasta que se fue.
Me preocupé por tomar los geles cada 30/35´ Porque no quería que nada saliera mal.
Cuando mucha gente te pasa en la bici, pueden pasarte 2 cosas, o te vas de la carrera, o te metés mas en ella. A mi me pasó lo segundo.

Me volví a poner en claro, que quería terminarla. Tengo todo el año para entrenar y bajar tiempos.
Pero hoy y con mi entrenamiento, la prioridad era terminarla.
Pensé en los amigos que están, en los que no, en mi flia, en las personas que en los ultimos días me desearon suerte.
Es un momento en el que te das cuenta quien está y quien no está con vos.
Los pensamientos, se suspendían para hacer las dos subidas asesinas.

La del puerto a Playa Grande y la de Playa Varese (Deberían prohibir las subidas tan empinadas!!). Me acordaba de la mina que corrió el IM Hawaii 2004 con una prótesis y no llegó al tiempo de la bici.
De repente, escucho a la popa y al vasco. Vamos Chavo!!! Es como estar jugando al Out run y pasar por un control. Esos gritos te suben la energía de vuelta.

Seguí hidratandome, gatorade, agua. Banana, gel.
Veía el reloj de la bici. 60k hechos. La cabeza ya no hace cuentas claras, me faltan 30? Me faltan 20? A ver…cuantas subidas?? NO!! Cuantas bajadas?NO!!
De vuelta a la calma.
Que soy?
Un bufalo.
Lento pero fuerte.
Voy a llegar!

Tiempo 3 horas 37´26´´ según la compu de la bici hice un promedio de 25 K/H. y en una de las bajadas llegué a 60 K/H.
Lo unico que me imortaba en ese momento, era llegar a la Transición 2 antes de las 5 horas de carrera, sino quedás automaticamente descalificado.
Llegué a las 4 horas 32´13´´

T2: 4´44´´
Me volví a poner protector, tomé agua, medias, zapatillas, gorra, me guardé geles y vaselina por si empezaban las paspaduras.

Correr: Ya estaba “entregado”. No me importaba el tiempo, solo llegar. El camino, es subidas, bajadas y falsos llanos. Muy duro. Lo peor es que ahí te das cuenta que en Capital Federal, tenés que rebuscartelas para entrenar. Me imaginé que tengo que ir a las barrancas de Alvear o a cualquiera de esas a correr.
Me propuse correr 4 carreras de 5,250k Pero con lo cansadas que tenía las piernas, me propuse correr a los puestos de hidratación. Tomar el vaso tranquilo y seguir.
Primeros 5,25k : 33´27´´
Segundos 5,25k: 35´02´´
Terceros 5,25k: 37´20´´
Cuartos 5,25k: 33´25´´

Nada mejor que cada vez que pasaba ponerme a charlar con el vasquito y popeye (por turnos para que no se les caliente la cerveza). Realmente increíble. Cada vez que se terminaba esa charla, quería volver a pasar por ahí.
Es increíble, como uno, en esos momentos sabe que cuenta con mucha gente, pero una cosa es saber, y otra es estar, y eso, es algo que no me olvido jamás.
El aliento a birra de popeye, que hayan ido después de jugar un partido de rugby. La post comida en la playa.
La gente que te alienta en la carrera (menos mal que me saqué el bigote). Porque me alentaron con todos los apodos posibles.
“Vamos gordito” (una señora), vamos nene (un fanatico de la bici, que el día anterior cuando recorrí el circuito y recorrí la subida de playa Varese, me gritaba, ASI SE SUBE NENE!!!), “vamos Barón rojo” (Unos chicos, en un retome). Creo que si no me hubiera puesto a escribir, no me hubiera acordado tanto detalles.
En casi 7 horas hice entre las 3 disciplinas 113 k. Una locura linda.

La cereza del postre, en los ultimos 400mts.
El vasco corría al lado mío y popeye en el auto diciendome;” que querés escuchar?”. Puso UB40. y le prohibió al vasco subirse al auto para que corra conmigo… y las cartas estaban dadas.
Alfombra roja, reloj encima mio marcando 6 horas 57´ y algunos segundos. Y abrazo con Fer en la llegada.
Es un momento en el que uno se da cuenta que las cosas se pueden hacer.

Gracias a todos especialmente al vasco y la popa, a los consejos de Sebas, Raul, Fer y su primo y toda la gente que me alentó durante el camino y a toda la gente que me seguirá alentando en este camino del tria.

Gracias a todos.

Link a nota en La Nación.
Click en: NOTA LA NACION 31/03/06

Comentarios