Panyee F.C / TMB

Junio 14, 2014
Publicado en Aprendizaje, Autosuperación, General

Captura de pantalla 2014-06-14 a la(s) 11.28.41

En Panyee, una curiosa localidad del sur de Tailandia, unos niños disfrutaban de los partidos de fútbol por una única televisión. No podían practicarlo porque vivían en una ciudad flotante y no había espacio. Un día se les ocurrió la idea de crear un equipo de fútbol y, aunque sus convecinos pensaron que era una locura, no se desanimaron y buscaron tablas viejas de maderas y restos de barcos y se construyeron sobre el agua una cancha de juego.

«El amor y el deseo son las alas del espíritu de las grandes hazañas». Goethe.

El pequeño campo estaba lleno de clavos que sobresalían de las viejas maderas recicladas para tal fin y el balón terminaba en el agua casi siempre.
Desde el primer momento tuvieron que desarrollar varias habilidades adicionales al margen de las típicas de la práctica del fútbol. En su caso era fundamental sortear los clavos y conseguir una precisión en los pases casi milimétrica para que el balón no cayera al agua.

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Panyee-fc/180028772043199

Comentarios